miércoles, 30 de abril de 2014

Suficiente con Peter Pan

Antes que nada es importante dejar una cosa en claro, no tengo nada en contra de los niños. Me encantan. De hecho acabo de cambiar mi vida profesional para poder trabajar con niños. Ese no es el tema.

Pero de pronto veo mucho furor sobre ser niño y no estoy de acuerdo. Los niños tienen muchas cosas buenas, pero es que en general las personas tienen muchas cosas buenas, los niños solo tienen menos experiencia, en todo. No entienden de muchas cosas. Y hacen lo que hacemos o deberíamos de hacer todos cuando no entendemos. Ignoran.  ¿Son más genuinos y felices? No lo sé, seguramente algunos pero definitivamente no es un tema de edad.

Pregunta la gente que si mi yo infantil estaría decepcionado de mi yo adulto. ¡Ay no sé! seguramente sí. Mi yo infantil nunca lavó un plato, o chocó un coche o tuvo que ir a hacienda. Y eso está bien. Pero ser niño es simplemente un proceso y los procesos no se repiten.

De niña tenia dos papás que me quisieron y cuidaron, de más. Pero las cosas como son, me quisieron y me cuidaron por ser un poco simpática ,sí, pero sobre todo porque eran muy buenas personas que le tenían pánico al DIF y les daba angustia ver a una niña con mocos o frio. Hoy tengo dos papás con los que tengo una relación adulta, elegida y sobre todo mutua. Que está más allá de las obligaciones económicas y los mocos.

De niña tuve una buena escuela y buen núcleo familiar, les digo que lo del DIF era realmente pánico.  Hoy sigo en primaria, believe it or not, pero por decisión personal, y eso es buenísimo. Y sigo con amigos, en muchos casos los mismos que en primaria y afortunadamente en muchos otros casos no. La diferencia es que ahora en cada una de esas relaciones hay dos personas conscientes que han aprendido a querer y a cuidar al otro, no sólo a no esconderle sus juguetes.

Hoy tengo un novio, que es hombre, ¡ew!. Y sin entrar en más detalles, puntos automáticos para la adultez.

Hoy tengo un coche y permiso de manejar, puedo ir a las fiestas sin que mi mamá me acompañe, pero también puedo dejar de ir. Tengo desde hace varios años edad legal para beber y la gente a mi alrededor está en las mismas circunstancias. Sé cocinar, y por fin puedo reconocer que cuando tengo hambre me enojo, puntos triples para la adultez.

Entonces todavía no entiendo las ganas de volver a morirte de pena porque te invito a comer tu amiga y en su casa sólo desayunan papaya. Si extrañan los legos compren unos.

Y después man up. Que es mucho más divertido crecer si lo asumimos.

1 comentario:

  1. Hoy escribes por que es miercoles y porque esta sobrevalorada la niñez (solo el dia del niño ojo). En el taller no hemos escrito porque hemos ido a la presentacion del libro de un antiguo alumno. lo leo y te cuento si valio la pena.
    En cuanto a la memez de la niñez te comparto absoluto.
    Hoy he recibido algunos de los mas sosos y absurdos mensajes de volver al niño.
    Paso sin ver. Yo si sé de donde vengo y que no me gustó.
    Yo no vuelvo pero lo importante hoy es que tu digas que tampoco.
    Cuide a mis niños pero adoro a mis mujeres y hombres. Sanos, adultos e independientes.
    Con un coche para regresar a su propia casa y desayunar como dios manda.
    Te quiero tanto.

    ResponderEliminar